menudeportes ags hovermenudeportes 03

Martes 27 de Junio de 2017
Salud
Más allá de las causas obvias de la obesidad como la sobrealimentación, científicos indicaron que hallaron un gen que también jugaría un papel clave en la condición, uno que ayudó a nuestros ancestros a sobrevivir a las hambrunas.

Apuntar a este gen "ahorrativo" y a otros con pruebas diagnóstica ofrece una nueva forma de combatir la epidemia global de obesidad, señalaron los expertos.

Ratones modificados para carecer de este gen, conocido como CRTC3, pueden comer una dieta elevada en grasa sin aumentar de peso, mientras que los roedores normales con la misma alimentación engordan, reveló el equipo.

En tanto, los estadounidenses de origen mexicano que tienen una versión especialmente potente de este gen son más propensos a ser obesos que el resto, indicaron el doctor Marc Montminy, del Instituto Salk para Estudios Biológicos, en California, y colegas en la revista Nature.
Es una realidad que el cuidado de la salud y el culto al físico cada día es más importante, sin embargo el número de personas que arriesgan su salud y hasta su propia vida por mantener su peso y una buena figura es cada vez mayor, principalmente cuando su cuidado se basa en el consumo desmedido de pastillas, ampolletas, geles, aparatos y otros métodos que prometen resultados maravillosos haciendo esfuerzos mínimos.

Esto no tiene ningún sentido, ya que si nuestro objetivo es perder algunos kilos, el costo no debe ser perder también la salud. Es por esto que debes tener claro que conseguir tu peso ideal, no es solo cuestión de “consumir pastillitas mágicas o comprar aparatos milagrosos que te den resultados rápidos”.

Mejor enfócate en las fallas que cometemos en la vida diaria y que aparentemente no son significativas, pero al final del día nos hacen acumular kilos adicionales.

A continuación enlisto para tí los errores más comunes que la mayoría cometemos y que debemos cambiar.
Cuando te saltas una comida al día para perder peso, lo único que ganas es “peso”. Al omitir algún alimento, provocamos que nuestro organismo produzca más insulina (hormona encargada de regular el nivel de glucosa en sangre), y entre más cantidad de insulina producida, más necesidad tiene el organismo de alimentos, por tanto, para la siguiente comida nuestro apetito será voraz y nuestra ingesta será mayor.

La mayoría de las mujeres que conozco pasan la vida tratando de cuidar su peso. Gimnasio, ensaladas, gimnasio, ensaladas, pero muchas veces nos desesperamos porque sentimos que esto no surte ningún efecto. El otro día hablaba con una amiga de la oficina que me decía “es que me mato de hambre y ¡no bajo un gramo!” mientras me lo decía tomaba un café de esos de la cafetería de la sirena. Era un moka, con leche, crema y chispas.

¿Cuántas veces hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día? De seguro tantas veces que, no podemos dudarlo y decir que eso es mentira. Sabemos bien que es así ya que nuestro cuerpo se encuentra en total descanso durante la noche y desayunar hará que nuestro metabolismo comience a funcionar. Pero claro, debemos de estar atentos a lo que desayunamos ya que no podemos comer cualquier cosa; tenemos que saber cuál sería el desayuno apropiado para comenzar nuestro día.

Página 19 de 19